miércoles, 14 de julio de 2010

Trabajando

 





"Flecha, mi fiel felino, que nunca me ha echado en cara si no hacía la cama, si no fregaba los platos, si dejaba la tapa del váter subida. Flecha, que nunca me convino si llegaba tarde a casa, que no se cansaba de oír mis historias. Flecha, que cuando me veía llorar de pura amargura, acercaba su carita a la mía, ronroneando y me lamía en la barba y nos quedamos los dos dormidos en el sofá. Flecha, que un buen día conoció a Carmen y, en menos de cinco minutos, la sedujo. Nuestro fiel Flecha, que supo integrar dos familias en una."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada