jueves, 12 de agosto de 2010

Otra gran pasión: La poesía francesa. Tres recomendaciones.

Uno de mis más ambiciosos proyectos es publicar, algún día, una antología de poemas franceses traducidos libremente al español por mí. La tarea es ardua y exige mucho tiempo, mucha paciencia y demasiada sensibilidad. Si la traducción de la prosa es ya de por sí un ejercicio de estilo casi imposible, la traducción de la poesía es sencillamente imposible; la única forma de abordarla que encuentro es la interpretación, tal y como hiciera, en en ejemplo ya clásico, Fray Luis de León con el poema de Ovidio que comienza "Beatus ille...", traducido por "Feliz aquél que de pleitos alejado..."

Es en esta filosofía en la que me inspiro a la hora de hacer mis traducciones. Como catedrátco de Lengua y Literatura Francesas que he sido durante treinta y un años, no es de extrañar que sea la poesía del país vecino la que mejor conozca y la que más me atraiga.

Valgan estas tres recomendaciones que le hago a un público inteligente y sensible. Me permito la libertad de añadir algunas notas para comprender mejor a estos tres grandes de la lírica francesa, a sabiendas de que el público lector apreciará el esfuerzo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada